Cuautitlán Izcalli Estado de México

ENTREGAN ENRIQUE PEÑA NIETO Y ALFREDO DEL MAZO OBRAS PARA DISMINUIR INUNDACIONES EN EL EDOMEX

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto entregó la Primera Etapa del Túnel Emisor Poniente II y, de forma simultánea, el Túnel Canal General y el Embovedamiento del Río de los Remedios, que reducirán el riesgo de inundaciones en municipios del Valle de México y del oriente de la entidad, en beneficio de casi 3.5 millones de personas.

Acompañado por el gobernador Alfredo Del Mazo, el presidente Enrique Peña destacó que las tres obras entregadas requirieron una inversión superior a los 6 mil 600 millones de pesos con el objetivo de disminuir los problemas de inundaciones.

Por su parte, el director General de la Conagua Roberto Ramírez De la Parra, explicó que las obras son dos drenajes profundos y uno superficial, con una capacidad conjunta de desalojo de 144 metros cúbicos por segundo, con lo cual, la zona norponiente del Valle de México tendrá un incremento de 50 por ciento en la capacidad de desalojo de agua.

Del Mazo indicó que este túnel será fundamental para resolver los problemas relacionados con la temporada de lluvias, durante los próximos 50 años y el Embovedamiento del Río de los Remedios mejorará las condiciones de higiene y salubridad para los habitantes de Nezahualcóyotl y Ecatepec, al tiempo de reducir la probabilidad de que se desborde.

El Túnel Emisor Poniente II (Primera Etapa) es una obra con la cual reducirá el riesgo de inundación en los municipios de Naucalpan, Tlalnepantla de Baz, Atizapán de Zaragoza y Cuautitlán Izcalli, en beneficio de 2 millones de personas. Cuenta con una inversión de 2.5 mil MDP y tendrá capacidad suficiente para operar durante los siguientes 50 años.

Además, tiene dos estructuras que van de los 5.5 hasta los 8 metros, y un túnel de 7 metros de diámetro a una profundidad entre 12 y 110 metros.

El túnel desalojará las aguas de lluvia y residuales de la región, con una capacidad de 112 m³ por segundo. Asimismo, permitirá reducir el riesgo de colapso del Túnel Emisor Poniente I (TEP I) y, gracias a su construcción, se aprovechará mejor el vaso regulador de la Laguna de Zumpango.